miércoles, 22 de febrero de 2012

SEXUALIDAD Y MASTURBACIÓN






En un mundo de APARENTE “modernidad y liberalismo sexual extremo”, tocamos un tema antiguo y polémico como lo es la masturbación. Se ha escrito y comentado mucho al respecto de este tema pero aún no se ha dicho la última palabra y seguimos preguntándonos: ¿dónde se halla la verdad? Hoy en día los sexólogos y la APARENTE educación sexual recomiendan la práctica de la masturbación. La Gnosis de ayer y de hoy, conocedora de los misterios de la naturaleza humana, no recomienda la masturbación y va más allá, diciendo que es una práctica que más que ayudar crea perjuicios graves a la humana especie. En este fascículo daremos unas nociones y una introducción al tema y recomendaremos una serie de lecturas para aquél que quiera profundizar en el tema. Empecemos diciendo que la palabra está construida por dos términos: “más” y “turbación”; que ya expresan de forma negativa, las consecuencias que produce esta
práctica: más turbación psíquica a largo plazo, auncuando no nos demos cuenta de ello a corto plazo.
Todas aquellas personas cultas que conocen la ciencia alquimista de antaño o la ciencia tántrica pura oriental, saben perfectamente que la energía sexual es una energía altamente refinada. La energía sexual contenida en nuestras gónadas, en sí misma, es el producto de muchos refinamientos energéticos que tienen lugar dentro del organismo humano y es la única energía o sustancia corporal capaz de dar nueva vida (entiéndase ésta a nivel físico y espiritual) y darla en abundancia si se sabe trabajar correctamente con ella.
De los cientos de células diferentes que forman nuestro organismo, sólo las células sexuales pueden reproducir, dar vida nueva. Este simple hecho ya las convierte en energía o en materia muy especial. Es como la energía nuclear de nuestro organismo y resulta un tanto absurdo que lo único que se nos ocurra es eliminarla, expulsarla absurdamente, intrascendental y sin sentido o con un sentido egoícamente placentero a través de la masturbación. Pero, claro, tenemos que admitir que NUNCA se nos ha dado otra información que resalte la importancia de esta energía sexual y que la masturbación es negativa para nuestra salud. En nuestro organismo tenemos unos centros hormonales y uno de ellos esta relacionado con el centro sexual y la misma energía sexual. Hormona, etimológicamente,
viene del griego y quiere decir, entre otras cosas, "ANSIAS DE SER". Nos ayudan a ser y a existir. Indudablemente que los diferentes centros hormonales nos ayudan en la formación y desarrollo de nuestra estructura física, psíquica y emocional y en los diferentes funcionalismos de nuestro ser interior. Además, haciendo ahora un inciso, es conocido que cada uno de los centros hormonales está asociado y relacionado con esos centros electromagnéticos que los orientales llaman “CHACRAS”, y que el cristianismo llamó “IGLESIAS” y, concretamente el centro sexual u hormonas sexuales, están relacionadas con el Chacra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario