miércoles, 22 de febrero de 2012

PORQUE NO DEBEMOS DESPERDICIAR LA ENERGÍA SEXUAL ,Y LA SALUD




La tendencia masculina a quedarse dormido como un "tronco" después de la eyaculación es un claro síntoma de agotamiento, lo que acusa que la pérdida física de semen es lo que perjudica al varón, aunque no se llega a ser plenamente consciente de ello. De igual forma perjudica también a la fémina.Hormonas poderosas hacen verdaderos varones y varonas; súper-hombres
poderosos y súper-mujeres extraordinarias. Sin esos componentes regeneradores que elaboran las glándulas sexuales, tendremos, verbigracia: Debido a la pérdida y consecuente falta de Bio-calcio Sexual se debilita la estructura del cuerpo o “Templo de Dios”, o sea, el esqueleto. Vejez y huesos quebradizos son una misma cosa; debido a esto también la mala coagulación de la sangre tiene todas sus secuelas; problemas cardiovasculares; ausencia de las necesarias sales de calcio para regular la actividad de los músculos y el normal funcionamiento del corazón; cansancio e inutilidad pues faltan las sustancias que recuperan a los músculos después del trabajo con el Centro Motriz.
Pérdida de Bio-fósforo sexual: Su ausencia produce degeneramiento glandular, impotencia sexual, caries de huesos y dientes, desarreglo metabólico de las grasas y los hidratos de carbono, debilidad y deformidades en los huesos, etc. Pérdida de las sales Bio-sodio y Bio-potasio: La ausencia de estas sales produce mala regulación en la distribución de los líquidos dentro del cuerpo; obesidad deforme o flacura raquítica.
Pérdida del Bio-hierro sexual: Este componente es un factor importante de la hemoglobina y conductor del oxígeno en la sangre; actúa en el desarrollo de las vitales células sanguíneas; está asociado con la respiración de los tejidos del cuerpo; su carencia participa ampliamente en toda la patología humana, pues aparece la anemia, falta de vitalidad y de hemoglobina en el cuerpo.
Pérdida de Bio-magnesio sexual: Trae la histeria, mal genio, irritabilidad
constante, tan frecuente en los ancianos; el cuerpo comienza a descomponerse, de ahí, la conocida fetidez de los ancianos.
Pérdida de Bio-cobre sexual: El Bio-cobre actúa como catalizador
transformando el hierro en hemoglobina; cuando falta, la canalización es deficiente, y aparece el terrible cáncer.
Estos son a grandes rasgos los bio-minerales que se condensan sabiamente dentro del “Ens Seminis”. Pero además de estos bio-minerales, en el “Ens Seminis” se encuentran:
Vitamina “A”: Su carencia origina pérdida de la vista al paso de los años.
Vitamina “B”: Su falta trae pérdida de peso, defectos en la dentadura, mal
metabolismo del Bio-calcio; nerviosidad, anormalidades cardíacas, deficiencia en la coagulación de la sangre.
Vitamina “E”: La ausencia de esta en el organismo produce impotencia sexual, o sea, no se puede practicar la Suprasexualidad, dando como secuencia o corolario, la Infrasexualidad perversa.
Vitamina “K”: Su carencia proporciona mal funcionamiento del hígado y la consecuente enfermedad del páncreas y la bilis.
Vitamina “C”: Su ausencia ocasiona fáciles infecciones, incapacidad y
congestión cardíaca, enfermedades en los riñones y el hígado, disturbios . 

No hay comentarios:

Publicar un comentario