sábado, 25 de febrero de 2012

La clave para regenerar el cerebro


La juventud levantada sobre cimientos falsos es por consecuencia lógica un camino equivocado. La mayoría de los jóvenes emplean la primera parte de dicha juventud en hacer miserable el resto de ella. Los jóvenes por un concepto equivocado de falsa hombría, suelen caer en brazos de las prostitutas,  del alcohol, del cigarrillo, del infrasexualismo... El V.M. SAMAEL AUN WEOR, dice sobre la juventud: “Es lamentable que muchos jóvenes por falta de verdadera orientación psicológica se entreguen al vicio de la masturbación o se desvíen lamentablemente por el sendero infrasexual del homosexualismo. A los niños y a los jóvenes se les  da información intelectual sobre muchos temas y se les encarrila por la vía del deporte, cuyo abuso acorta la vida miserablemente, pero desgraciadamente al aparecer la energía sexual con la cual se inicia la adolescencia, tanto padres de familia como maestros de escuela, basados en un falso puritanismo y en una moral estúpida, resuelven callar criminosamente”. 
“HAY SILENCIOS DELICTUOSOS Y EXISTEN PALABRAS INFAMES. CALLAR SOBRE EL PROBLEMA SEXUAL ES UN DELITO. HABLAR EQUIVOCADAMENTE SOBRE EL PROBLEMA SEXUAL CONSTITUYE TAMBIÉN OTRO DELITO. Si los padres y maestros callan, los pervertidos sexuales hablan y las víctimas vienen a ser los adolescentes inexpertos. Si el adolescente no puede consultar a padres ni a maestros, consultará entonces a sus compañeros de escuela posiblemente ya desviados por el camino equivocado. El resultado no se deja esperar por mucho tiempo y el nuevo adolescente siguiendo falsos consejos se entregará al vicio de la masturbación o se desviará por el camino del homosexualismo”. 
 “El vicio de la masturbación arruina totalmente la potencia cerebral. Es necesario saber que existe una íntima relación entre el semen y el cerebro. Es necesario cerebrizar el semen. Es necesario seminizar el cerebro. El cerebro se seminiza transmutando la energía sexual, sublimizándola, convirtiéndola en potencia cerebral. En esta forma queda el semen cerebrizado y el cerebro seminizado. La ciencia Gnóstica estudia a fondo la endocrinología y enseña métodos y sistemas para transmutar las energías Lsexuales…” 
Todo joven debe comprender para su armonioso desarrollo psicológico y para poder orientar su vida sabiamente, que “el sexo, en sí, es el centro de gravedad de todas las actividades humanas; alrededor del sexo giran todos los aspectos sociales de la vida. Por ejemplo, un baile, una fiesta: alrededor del sexo gira toda la fiesta. En un café, igualmente gira todo alrededor del sexo. Hoy en día el sexo comienza a ser estudiado por algunos sabios con propósitos trascendentales; desafortunadamente y en verdad, abunda mucho la pornografía, que desvía el sexo hacia actividades meramente sensuales”. 
Todo joven debe pensar en el sexo, no solamente como cuestión fisiológica. Ha de saberse que, en el sexo, existe energía, y esa energía, que es la sexual, es sagrada, porque en ella está contenida nuestra propia personalidad. Si con esa energía podemos nosotros dar vida a un hijo, si con ella podemos reproducir la especie, o podemos llenar de millones de seres humanos un mundo,es cierto y de toda verdad que con ella, podemos darnos vida a sí mismos y convertirnos en verdaderos Superhombres, en el sentido más completo de la palabra. 
El V.M. SAMAEL AUN WEOR, dice al respecto: “…Lo importante seria lograr la transmutación de la libido sexual. Mediante la transmutación, logramos cerebrizar el semen y seminizar el cerebro. Se hace necesario seminizar el cerebro, (jóvenes), porque es muy sabido por los hombres de ciencia que no todas las áreas del cerebro, actualmente, están trabajando. Se sabe hoy en día, en Medicina, que sólo una mínima parte  de nuestro cerebro, actualmente, está ejerciendo sus funciones. Incuestionablemente, tenemos muchas áreas, muchas partes inactivas… 
¿Qué tal si nosotros regeneráramos el cerebro, si pusiéramos en actividad todas las partes del cerebro, si la totalidad de la masa encefálica trabajara? Entonces podríamos trasformar este mundo, 
cambiarlo, hacerlo maravilloso. Pero hay que regenerarlo, hay que seminizarlo: cerebrizar el semen y seminizar el cerebro. He allí la clave. ¿Es posible seminizar el cerebro? Los grandes músicos de antaño: un Beethoven, por ejemplo, un Chopin o un Liszt, fueron hombres que tuvieron el cerebro muy seminizado, hombres que dieron a su cerebro capacidades extraordinarias, que utilizaron el mayor porcentaje de las áreas cerebrales. Sin embargo, la cosa hoy en día es muy diferente: el cerebro humano se ha degenerado demasiado y no nos damos cuenta de ello”. 
“Si estamos en medio de una pachanga, contentos, si estamos de acuerdo con la "última onda", si estamos en pleno "Rock and Roll" y de pronto alguien quita el disco y pone la Novena Sinfonía de Beethoven, ¿cómo se sentirían ustedes? Estamos seguros que ustedes no continuarían con la pachanga. ¿Qué harían ustedes? Claro, ustedes no irían a insultar al señor de la casa naturalmente, no, pero muy decentemente se retirarían, ¿verdad? ¿Por qué? En la Edad Media, por ejemplo, cuando el cerebro no se había degenerado tanto como ahora, la cosa era distinta: se bailaba puro Vals, al compás de la música clásica; en plena comida estaban los músicos, haciendo vibrar las más deliciosas sinfonías; de moda estaban Mozart, Beethoven, Chopin, Liszt”. 
 “Eso era en la Edad Media, (jóvenes); pero ahora no estamos en la Edad Media. Si ahora nos salen con una música de esas, sencillamente nos despedimos y ¡Good Bye! Nos vamos, es claro. 
¿Por qué? Porque nos aburrimos. ¿Y por qué nos aburrimos? Seamos analíticos, aquí estamos para analizar. Sencillamente porque el cerebro está degenerado, hay ciertas áreas que ya no pueden apreciar la buena música. ¿Y por qué se ha degenerado el cerebro? Se ha degenerado, sencillamente, porque nosotros durante varios siglos hemos estado extrayendo de nuestro organismo la “entidad del semen”. No la hemos extraído únicamente para dar vida a otras criaturas;no; la hemos extraído porque nos ha gustado, porque es un gran placer, eso es todo. Por eso nos hemos dado gusto en la lujuria, en lechos de placer, gozando "a lo lindo". Pero el "paganini" ha sido el cerebro, es decir, él es el que ha tenido que "pagar el plato". Ahora sucede que muchas áreas no están trabajando”.      
Pero ¿Es posible regenerar el cerebro? Sí; y para regenerarlo hay que transmutar la “entidad del semen”, convertirla en energía. ¿Y como? No eyaculando el semen mediante esta práctica: “CONEXIÓN DEL LINGAM-YONI, (El LINGAM ES EL PHALO O PENE; EL YONI ES EL ÚTERO, EL ETERNO FEMENINO, EL ÓRGANO SEXUAL DE LA MUJER), SIN EYACULAR EL SEMEN Y SIN QUE LA MUJER LLEGUE AL ORGASMO”…

6 comentarios:

  1. me encanta aunque no lo creas soy una persona que me eh dado cuenta de todo esto las mujeres tienen sexo sin control alguno y se masturban sin control sin saber que es lo que les hace al igual los hombres pero que loco que si por 3 meses no te tocas sentis una inteligencia desopilante me di cuenta de eso hace mucho tiempo tambien me di cuenta que el sexo es solo para procrear algo mas dificil de aceptar para muchos jajaja saludos ^^ arrivederchi

    ResponderEliminar
  2. mmmmmm que les puedo decirr primero dicen qye ae que cuidar nuestro seminis y convettirlo en energia en nuestro interior
    y tmbn dicen ke es bueno estar con una mujer y tener relacion sexual?no entiendo tan exactamente eso

    ResponderEliminar
  3. Si podemos seguirnos conectando sexualmente con el sexo opuesto, pero jamas derramar nuestra cimiente ni una sola gota tanto hombre como mujer.

    ResponderEliminar
  4. Cabe destcar que Mozart, Beethoven, Chopin y Liszt no habían nacido en la época de la Edad Media, la cual abarca del año 414 a 1414, es decir, varios siglos antes de que ellos nacieron. No existía todavía la música como la conocemos, mucho menos la clásica, en la Edad Media.

    ResponderEliminar
  5. Pudiendo ser de clase baja no hay atracción

    ResponderEliminar
  6. Pudiendo ser de clase baja no hay atracción

    ResponderEliminar